Torrijas de vino

Las hacia la abuela Pepa en verano para sus nietos que no entendiámos de temporadas ni costumbres. Con vino de la tierra, la Manzanilla un fino que aporta un sabor y un perfume únicos, con Denominación de Origen Sanlúcar de Barrameda.  Son un manjar que saboreábamos de pequeños y que el recuerdo perdura a través de los años, son fáciles de hacer y deliciosas.

torrijas-de-vino

Ingredientes

Para el almíbar:
600ml de agua
400gr de azúcar de caña
100gr de miel o 100gr más de azúcar

una rama de canela

Para las torrijas:
1 barra de pan duro cortada en rebanadas de 1 cm de espesor
1 botella de vino fino Manzanilla
3 huevos

Aceite de oliva para freír

Preparación del almíbar

En un cazo introducimos el agua, el azúcar de caña, la miel y la rama de canela, y se dejan a fuego lento durante 30-40 minutos, hasta que empiece a espesar. Retiramos y reservamos para las torrijas.

Preparación de las torrijas

Preparamos un bol con vino fino Manzanilla, otro con huevo, y la sartén con el aceite bien caliente.

Vamos pasando cada rodaja de pan por el vino, luego por el huevo, y por último a la sartén hasta que estén bien doradas.

Las dejamos en un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Para terminar, pasamos las torrijas en un bol con almíbar ya frío y las dejamos reposar para que se empapen con el almíbar.

Ya están listas las torrijas, las puedes guardar en la nevera y servirlas frías con su almíbar.

Espero que las disfrutéis tanto como yo y mis hermanos lo hacíamos de pequeños.

Bon Profit!!