Un tubérculo con sabor a alcachofa

topinambur-2A pesar de que el topinambo se introdujo en Europa desde América del Norte ya en el siglo XVI, su popularidad nunca alcanzó el rango de sus similares, especialmente si pensamos en las patatas.

Pero el desconocimiento sobre los usos culinarias de esta raíz de la familia de los girasoles no nos parece meritorio ya que se trata de un alimento con muchas propiedades nutricionales que encuentra un sinfín de aplicaciones en la cocina sea crudo en ensaladas, o cocido como sustituto de la patata, en cremas, purés, sopas, guisados o arroces por ejemplo.

Entre sus nutrientes encontramos proteínas, carbohidratos, fibras y apenas un 1% de grasas. Lo más destacado es el aporte de vitaminas y minerales como vitamina C, vitaminas del grupo B, riboflavina, inulina, tiamina, niacina, hierro, magnesio, calcio, potasio, fósforos y folatos.

  • Gracias a esta composición el consumo del topinambo es recomendable en casos de estreñimiento y para mejorar la digestión, favoreciendo el crecimiento de la flora intestinal benéfica.
  • Es muy recomendado para personas que padecen reumatismo, retención de líquidos y diabetes ya que tiene propiedades diuréticas.
  • Mejora el sistema inmune.
  • Tonifica y depura al organismo.
  • Beneficia la producción de leche materna.
  • Es especialmente recomendable para los diabéticos ya que ayuda a regular el azúcar en sangre, además de no contener almidón como las patatas.
  • Igualmente ayuda a regular el colesterol en la sangre.
  • Se recomienda acompañar el consumo de topinambo con una cuchara de aceite de oliva extra-virgen debido a que puede producir exceso de gases.

Aunque en la agricultura el topinambo presenta algunos inconvenientes, ya que se trata de una planta invasora que no lo afectan ni plagas ni heladas, por lo cual su introducción en el medio natural está prohibido en España, consideramos que gracias a sus beneficios nutricionales y culinarios es bien merecido sacarlo de su anonimato y promover su consumo responsable entre nuestros queridos clientes.